No todas las funciones son evidentes.

 

Primero debemos entender lo que es la socialización y así tenemos que ésta es el proceso de aprendizaje por el cual el individuo adopta actitudes y forma su personalidad mediante el contacto con los demás y de acuerdo a una sociedad determinada. Así debemos tomar en cuenta el estudio de la familia, ya que es el pilar del proceso socializador, porque es aquí donde surge la primera enseñanza de la vida social; es decir, aquí los padres e preocupan por enseñar a sus hijos las primeras normas sociales que deben seguir para poder llevar una vida en armonía con la sociedad, un ejemplo de esto es un simple saludo que los padres enseñan a dar cuando se ve a alguna persona conocida, el respetar a los mayores, el estudiar y, un sin fin de pequeños eslabones que van formando la vida social.

 

Por otro lado, sabemos que toda sociedad tiene un continuo remodelamiento en su tipo social, con esto tenemos que el proceso de socialización es permanente y donde a lo largo de la existencia de un individuo en determinado ambiente social se encuentra con elementos reforzadores como lo son los medios masivos de comunicación, y estos son lo que mayor importancia tiene ya que su característica principal es la capacidad de abarcar a un mayor número de personas en menor tiempo, logrando con eso permitir a la sociedad facilitar el reforzamiento de normas sociales que lo requieran.

 

Por otra parte, debemos tener en cuenta que la característica funcionalista de los medios de comunicación se resume en dos grandes funciones sociales y una disfunción:

1.- Función de conferir prestigio: La posición social de personas, acciones o grupos se ve prestigiada y enaltecida cuando consigue atraer la atención favorable de los medios.

2.- Función de reforzar las normas sociales: Al dar publicidad a las conductas desviadas se acorta la distancia entre la moralidad pública y las actitudes privadas, ejerciendo presión para que se establezca una moral única.

3.- Disfunción narcotizante: Los medios disminuye el tiempo dedicado a la acción organizada; el hombre “informado” tiende a considerarse participante, cundo en realidad no desarrolla acción alguna: Conoce los problemas pero no actúa para resolverlos.

Los medios masivos ocupan ahora el primer lugar en transmitir información, así el hombre es más dependiente de los efectos de comunicación social en la satisfacción de sus necesidades informativa pero, con esto, no queremos decir que hallan desaparecido las formas directas y personales y menos la influencia de éstas en el proceso formativo de la opinión. Los medios masivos cumplen funciones de estímulo – refuerzo de deformación e influencia según los casos y las intensidades manipulatorias al mismo tiempo que son vehículos de control social.

Al hablar de esto debemos integrar un nuevo término que es el de la resocialización, ya que así como tenemos que el proceso socializador continúa todo el tiempo, puede surgir un proceso que consiste en desconectar el típico proceso donde el individuo es “inyectado” de tipos de vida y conductas de acuerdo a sus bases sociales dadas desde la familia y surge un nuevo proceso encargado de eliminar toda esa carga ideológica, “inyectando” una nueva que no concuerda con la anterior y que ahora seguir nuevos ideales y a esto se le ha denominado resocialización.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: